La Vida Madre

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Ser Mamá y Noel Puede Ser Agotador

Una de las fechas más esperada, mágicas y entrañables del año puede ser a su vez una de las más agotadoras.

Algunas dejamos los niños con los abuelos y seguimos trabajando, otras estamos estamos al cien por cien dedicadas a nuestros peques, pero en cualquier caso tenemos una lista interminable de cosas que hacer sobre la mesa: hacer el vestido de la obra de teatro de Navidad del cole, limpieza de juguetes – por un lado los rotos y por otro los casi sin usar que vamos a dar para que todos los niños del mundo vivan la misma magia-, el regalo a los maestros de mi niñ@ , el regalito de mis compañeros de trabajo o mis amigas, la decoración de Navidad, hacer el menú del 24 y probablemente del 31, elegir las películas y espectáculos más interesantes para ir con mis hijos, ser creativa y pensar en actividades para que se entretengan cuando estamos en casa, o en casa de los abuelos-, hacer la lista de regalos e intentar seguir la regla del 4,  pensar qué le pueden regalar otros familiares, reservar los juguetes en diferentes sitios -por precios y lo que buscamos-, etc. y sumar a este sin fin de cosas, lo que seguimo haciendo cotidianamente…….Todo ello sin perder completamente la cabeza!

Pero mágicamente, cuando saco del trastero las cajas con la decoración de Navidad, y pongo los villancicos de fondo, mi memoria se activa y los recuerdos y esos olores entrañables de mi infancia me motiva y me da fuerzas para hacer lo mismo. Si mi madre lo hizo durante tantos años con esa dedicación y ese amor por continuar con las tradiciones navideñas que ella misma vivió, yo tambien lo puedo hacer. Ahora me toca a mi. Pero parecía tan fácil y mágico desde los ojos de una niña……!

Gracias a mi madre viví los momentos más increíbles de mi infancia, la inocencia, la bondad, la solidaria, la magia…..todo esas emociones me invadían,  y sobre todo creer que “todo era posible si lo me lo imaginaba”. 

Yo quiero que mis hijos vivan y sientan lo mismo, y con a ellos volver a revivir y creer en esa magia tan maravillosa que nos trae la Navidad.

Pero he decidido organizarme con mi pareja, disfrutar estas fechas y no estresarme tanto. 

Lo primero que hemos hecho es un calendario con horarios, cosas que necesitamos hacer y quién las hará. De esta manera evitamos sorpresas, frustraciones innecesarias.  

Lo segundo, hacer realmente lo que nos apetece sin sentirnos mal por decir “no”. Ir a las fiestas que me inviten, si me apetece; ir a cenar a casa de amigos, si me apetece; hacer cenas en casa y que cada uno traiga algún plato sin tener que hacer nosotros una cena laboriosa, si me apetece….

Pero por encima de todo, dedicar y disfrutar estas fechas con mis hijos. Ellos prefieren una mamá que canta villancicos haciendo galletas manchados de harina juntos que una Navidad perfecta como las imágenes de Instagram.

No importa cómo se vea por fuera, lo importante es cómo lo disfrutas por dentro – y en casa.

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest