La Vida Madre

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

Remedios para las náuseas durante el embarazo que realmente funcionan!

No tienes porqué sufrir las náuseas durante tu embarazo, aunque sea considerado algo normal y muy común. Hay muchos remedios que pueden ayudarte a sentir mejor y muchas mujeres lo consiguen.        Si no consigues digerir bien la comida o los líquidos durante 24 horas, si estás perdiendo peso de manera constante o si te deshidratas, ponte en contacto con tu médico de inmediato ya que podrían ser síntomas de náuseas graves del embarazo, lo que llaman hiperémesis.

Muchas mujeres encuentran que lo mejor que les funciona es una combinación de varios métodos (ciertos alimentos, remedios naturales o medicamentos). Esto les ayuda a eliminar las nauseas casi por completo durante el primer trimestre. Prueba estos remedios y mantén siempre un “kit de emergencia” con bolsas de plástico, toallitas húmedas, servilletas, agua para enjuagarte la boca, cepillo y pasta de dientes y caramelos de menta o chicles. Y recuerda, todo esto pasa pronto.

Alimentos que ayudan con las náuseas durante el embarazo

Hay una buena razón por la que nos encontramos tan mal, las hormonas, Los remedios para las náuseas que te indicamos a continuación te pueden ayudar a combatir los síntomas, pruébalos. Además, son fáciles de encontrar en todos los supermercados.

Jengibre. Esta raíz es popular en la medicina china y destaca por sus propiedades para calmar el estómago. Puedes tomarlo solo, en infusión o probar caramelos de jengibre cuando te sientas mareada.

Algo agrio. Si te sientes con acidez, ¿es bueno tomar algo ácido o agrio? Curiosamente, “lo agrio es lo que funciona”, dice Michele Hakakha, Ginecóloga en Beverly Hills y autora de Expecting 411. «Prueba a chupar caramelos agrios o beber agua con limón.” Hay mujeres que incluso llevan consigo un limón, raspan la cáscara y la huelen para encontrarse mejor y tener menos náuseas.

Menta. Comer u oler algo que tenga un sabor fresco puede ayudarnos a sentir menos náuseas. Además, la menta puede ser el remedio perfecto para refrescar la boca, sobretodo si has vomitado.

Galletas saladas o tostadas. Los carbohidratos simples, como las galletas, te pueden ayudar a calmar el estómago si lo tienes revuelto.

Batidos. En lugar de comer alimentos sólidos cuando estás con el estómago revuelto, tómate un batido. Si lo haces, ayudarás a neutralizar los ácidos del estómago y el azúcar en sangre, lo que te dará una sensación de tranquilidad.

Frutos secos. Una mezcla de frutas deshidratadas, nueces y un toque de chocolate negro es el snack perfecto para saciar tu apetito sin pasarte.

Vitamina B6. Se ha demostrado que un poco de vitamina B6 además de tus vitaminas prenatales, reduce los síntomas en algunas mujeres. «Prueba a tomar 25 mg de vitamina B6, tres veces al día», dice el Dr. Hakakha (siempre consulta a tu médico).

Líquidos. Si encuentras que estás vomitando con frecuencia, aumenta la ingesta de líquidos a diez tazas de 225 ml al día; es decir, dos tazas más de la cantidad diaria recomendada. Si te cuesta beber tanta agua, puedes sustituir el agua o los cubos de hielo por polos o helados a base de zumos de fruta naturales. El agua con limón también te ayudará a hidratarte. Trata de tomar líquidos solo entre comidas; si tienes que beber durante la comida, limita la cantidad para evitar que sientas pesadez en el estómago.

También puedes usar bebidas isotónicas para reemplazar los electrolitos que has perdido durante el día.

Remedios naturales para paliar las náuseas

Si los alimentos nombrados no te ayudan, puedes probar uno de estos remedios naturales que te ayudarán a sentir menos náuseas durante el embarazo.

Acupresión o acupuntura.  Estas técnicas, que utilizan una presión suave o pequeñas agujas para tocar ciertos centros nerviosos en el cuerpo, pueden resultar efectivas para tratar las náuseas. Puedes usar las pulseras sea bands, brazaletes elásticos que ejerzan presión sobre un nervio en el centro de la muñeca o consultar con un especialista en medicina oriental para la acupuntura. Puedes probar también la acupresión: presionando tres yemas de los dedos suavemente pero con firmeza en la base de la palma de la mano, justo encima de donde te tomarías el pulso en la muñeca. Respira profundamente y presiona el área con las yemas de los dedos durante un minuto o más, aumentando gradualmente la presión. La sensación debe ser la misma que la de un mini masaje.

Ejercicio.  Probablemente no tengas ganas de correr media maratón con ardor en el estómago, pero un paseo suave podría ser maravilloso para tu cuerpo. «Incluso caminar 20 minutos al día puede ayudarte a liberar endorfinas para contrarrestar la fatiga y las náuseas», dice el Dr. Hakakha.

Cambia los patrones de tu alimentación.  A veces se trata simplemente de evitar que tu estómago llegue a estar vacío. «Comidas pequeñas y frecuentes y nada más despertarte», recomienda el Dr. Hakakha. Mantén la alimentación lo más saludable posible, y con alimentos suaves, como las galletas saladas, para evitar que te provoque náuseas.

Crema de manos de menta o limón.  Los aromas pueden ayudarte a mantenerte tranquila y relajada. Una de las ventaja es que al olerlos puedes ocultar otros olores que te provocan.

Toallitas faciales.  Refrescarte la cara con una toallita húmeda es una manera sencilla y cómoda de  sentirte mejor.

Medicinas para las náuseas. Los medicamentos son la segunda línea de defensa de los médicos para tratar los casos más graves de náuseas. Hay tantas cosas que están prohibidas durante el embarazo, como el alcohol y muchos de los medicamentos comunes, que muchas futuras mamás tienen miedo a tomarse los medicamentos para las náuseas y que puedan dañar al bebé.

Pero los médicos dicen que no tienen nada que temer. «Siempre les recuerdo a mis pacientes que nunca les recetaríamos nada que no sea seguro y que no cuente con un largo historial de seguridad», dice el Dr. Hakakha. Eso sí, asegúrate de preguntar y consultar con tu médico antes de tomar cualquier medicación.

Medicamentos sin receta.  Medicamentos como la doxilamina y la difenhidramina (Soñodor o Dormidina) que se usan comúnmente para tratar las alergias o el insomnio, también pueden ayudar con las náuseas, especialmente si tus náuseas empiezan nada más despertarte por la mañana.

Consulta siempre a tu médico.

Medicamentos para el reflujo. Vomitar con frecuencia puede dañar el esófago y la garganta por los ácidos estomacales, lo que lleva a la acidez y al ardor de estómago. El uso de medicamentos para el reflujo puede disminuir la acidez del estómago, reducir el daño causado al vomitar y ayudar a prevenir ese ardor de estómago desde el principio.

Parches para los mareos. Los medicamentos que pueden ayudar contra el mareo, como la escopolamina, en realidad también sirven para ayudar con las náuseas del embarazo. (Consulta a tu médico).

Medicamentos con receta médica. Si tienes nauseas muy fuertes y dificultad para retener alimentos y líquidos, tu médico te puede recetar algunos medicamentos más fuertes, como el Ondansetrón o la Hidroxicina, que pueden tomarse en forma de pastillas o disolverse en la boca. Estas pueden ayudarte a paliar las náuseas y poder retener esos nutrientes que tanto el bebé como tú necesitan para tener un embarazo saludable. (Consulta a tu médico)

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest