La Vida Madre

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Pintura Casera Sensorial

Esta actividad es genial para los niños desde los bebés, ya que se la pueden meter en la boca sin problema, que además lo hace sensorial – permitiéndoles experimentar no sólo a nivel visual, sino con los demás sentidos.

Con esta actividad:

  1. Descubren nuevas texturas
  2. Refuerzan la motricidad fina
  3. Es una herramienta de relajación y canalización de las emociones
  4. Estimula la creatividad
  5. Potencia la concentración
  6. Si pintan en el suelo, ayuda con el equilibrio y la noción espacial

Lo que necesitas:

  • Harina o cereales infantiles
  • Agua
  • Colorantes alimenticios
  • Opcional: Añade sabores con papillas de frutas

Las cantidades de cada ingrediente dependen de la intensidad y textura que quieras, tanto de la pintura en sí como de los colores y los sabores si los añades.

Deja que experimenten con la pintura sobre diferentes superficies si es posible, así como con diferentes herramientas (pinceles, algodón, cartón) o directamente con sus manitas.

Recuerda que los más pequeños tienen menos capacidad de atención:

Media de minutos de concentración según la edad

  • Menores de 4 años: 10-20 minutos
  • Mayores de 4 años: 20-45 minutos
La Vida Madre

La Vida Madre

#maternidadsinfiltro

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest