La Vida Madre

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

Las Peores Comidas y Bebidas para los Dientes de los Niños

La verdad, es que casi todos hemos tenido unas cuantas caries. Las razones pueden ser varias: los dulces, los malos hábitos dentales o los genes. y aunque nos gustaría que las cosas fueran diferentes para nuestros hijos, las estadísticas no son buenas.

Según Ecodiario, más de la mitad de los niños entre 4 y 13 años en España ha padecido algún problema dental en los últimos 12 meses, según un informe de Sanitas. Los nuevos hábitos alimentarios, caracterizados por el consumo de una gran cantidad de alimentos procesados con un alto nivel de azúcares, ha fomentado un crecimiento  considerable de casos de caries en los niños, cuenta Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

Escorial también recomienda visitar cada seis meses al dentista y prestar atención a la decoloración de los surcos de los dientes o a la aparición de manchas blancas, ya que las caries son difíciles de detectar si no hay dolor.

“Un niño con caries en los dientes primarios será probablemente un adulto con múltiples caries y restauraciones en la dentición permanente”, comenta la odontóloga.

Evita las galletas, el pan para que lo chupe, los zumos, refrescos y otras bebidas azucaradas. Los azúcares que contienen se fijan alrededor de los dientes y sirven de alimento para las bacterias que originan la placa.

El uso del hilo dental es importante tan pronto como tu hijo tenga dientes sin espacios entre ellos.

«Comienza con la prevención de los problemas dentales en lugar de esperar hasta que requieran tratamiento».

Las caries del biberón.

También conocidas como caries rampantes o caries lactantes, se originan por la exposición frecuente de los dientes del niño a líquidos que contienen azúcares, como la leche, y que usan el biberón para dormir. También están asociados a los niños que usan chupete y las madres le ponen miel o jugos dulces para calmarlos.

Para prevenirlo, no dejes que tu hijo se quede dormido con el biberón de leche, o cualquier otro líquido azucarado.Asegúrate de limpiar y masajear la encía suavemente de tu bebé cada día con una gasa humedecida o una toallita para ayudarle a desarrollar dientes sanos y facilitar la dentición.

Golosinas de fruta natural

Aunque las gominolas de fruta a veces se confunden con un snack saludable, la lista de ingredientes se parece más a los ositos de goma que a la fruta, y también son pegajosos y dulces como otras chucherías. Si tus hijos no puede cepillarse los dientes después de comer estas gominolas pegajosas, enjuagarlos con agua ayudará un poco. Pero las piezas se pueden quedar atrapadas entre los dientes

Bebidas Isotónicas

Tanto los refrescos normales como los “light” son malos para los dientes. Eso se debe a que la soda es ácida, por lo que puede debilitar los dientes. La mayoría de los refrescos tienen un nivel de pH entre 2-3, que está más cerca del ácido de la batería que del agua. Aunque las bebidas deportivas no son refrescos, también son altamente ácidas, con un pH de 2.9. Ten en cuenta que si tu hija va a tomar refrescos o bebidas isotónicas, es mejor tomárselo de una vez en lugar de tomarlo a sorbos durante períodos más prolongados de tiempo, ya que la exposición repetida al azúcar y los ácidos aumenta el riesgo de caries. Mejor aún, bebe agua.

Galletas Saladas

No suelen ser dulces, pero las galletas saladas son ricas en carbohidratos, que también pueden contribuir a la caries. Esto se debe a que los alimentos como las galletas saladas y los cereales comienzan a descomponerse en la boca, antes de llegar al estómago, donde las bacterias utilizan los azúcares para producir un ácido que puede disolver el esmalte. Esos ácidos se adhieren hasta pasada la media hora después de haber comido. Y el riesgo de este tipo de alimentos es todavía mayor si los niños van picando de ellos durante todo el día (¡como los niños pequeños!).

Some better news: Certain foods are actually good for teeth. «Apples are fibrous and act like natural tooth cleaners,» says Dr. Miller. Cheese has anti-cavity properties too, helping to neutralize some of the acid made by bacteria (plus, it contains calcium to help remineralize teeth). And flossing becomes important as soon as your child has teeth without spaces between them. Finally, Dr. Miller urges parents to take their kids to the dentist early, ideally by age 1. «Begin with preventing dental problems rather then waiting until they require treatment,» he says.

Pero hay snacks que son buenos para los dientes

Manzanas

Las frutas y verduras altas en fibra actúan como limpiadores de dientes naturales. Y aumentan la producción de saliva, una de tus mejores defensas naturales contra las caries, gingivitis y periodontitis. Aproximadamente 20 minutos después de haber comido algo con azúcares o almidones, tu saliva comienza a reducir los efectos de los ácidos y las enzimas que atacan a tus dientes.

Queso

Otro generador de saliva. Además, la saliva contiene trazas de calcio y fosfato, que restaura los minerales en áreas en las que los dientes los pueden haber perdido. El calcio en el queso, así como el calcio y los fosfatos en la leche y otros productos lácteos, ayudan a recuperar los minerales que tus dientes podrían haber perdido al comer otros alimentos. También ayudan a reconstruir el esmalte.

Té Verde y Té Negro

Los dos tienen polifenoles que afecta a las bacterias de la placa, matando o evitando que las bacterias crezcan o produzcan el ácido que daña los dientes. Dependiendo del tipo de agua que uses, si usas agua del grifo para prepararlo, una taza de té también puede ser una fuente de fluoruro.

Intenta comer las cosas dulces durante las comidas. Tu boca produce más saliva durante las comidas y esto ayuda a reducir el efecto del ácido y a enjuagar los trozos de alimentos de la boca, evitando que se queden pegados a los dientes y aumentar las posibilidades de caries.

Limita el picoteo entre comidas. Si quieres un tentempié, elige algo nutritivo. Y si no te puedes lavar los dientes, puedes masticar chicle sin azúcar para aumentar el flujo de saliva y ayudar a eliminar los restos de comida y reducir el ácido.

Elige dulces que sean menos dañinos. Por ejemplo, el chocolate es mejor que un caramelo ya que los caramelos contienen ácido cítrico. Aunque el azúcar no aporta nada bueno a la salud bucal, se ha demostrado que el xilitol, un edulcorante natural, ayuda en la lucha contra las caries. Ayudan porque las bacterias se comen el xilitol pero no pueden es una fuente de energía para ellas, por lo que terminan comiéndose a sí mismas a causa de la inanición. Así que los chicles con xilitol pueden ser una opción.

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest