La Vida Madre

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

Preadolescente Sonriendo

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

La Vida Vuela: Cuando Tus Hijxs Crecen

Cuando tenemos un bebé de repente nuestra vida cambia, de un día para otro. Pasamos de estar nosotros y nuestra pareja en el centro a estar a un lado. Todo nuestro día gira en torno a esa pequeña cosita que tan pocas cosas hace y tanto nos absorbe. Vivimos nuestro día a día sepultadas por mocos, pañales, ritmos de sueño infernales, tratando de adaptar nuestra vida a eso porque es un tren que no espera a nadie.

La primera infancia de nuestros hijos es tan intensa que duele. Y durante años piensas que todo será así, que tu yo va a estar siempre en un segundo plano, que te necesitarán así siempre. Sentir que nos necesitan constantemente no es fácil todos los días. A veces resulta pesado y agobiante. Otros, te sientes la mujer más poderosa del mundo porque eres como una artista del circo capaz de mantener un montón de platos girando simultáneamente.

Hija Caminando

Sin embargo los niños crecen, y esto es a ratos liberador y otros doloroso. Liberador porque empiezas a poder respirar un poco, a encontrar huecos en los que ser tú. Pero duele porque a todos nos gusta sentirnos útiles a pesar de todo. ¡Cómo es la vida, eh! Tan llena de contradicciones…

Por más que queramos que nuestros hijos levanten el vuelo, por mucho que los preparemos para eso y sepamos que así ha de ser hay una pequeña parte egoísta dentro de nosotras a la que le gustaría congelar el tiempo. Querríamos volver a esos ratos en los que dormían en tus brazos sin más preocupaciones y estrecharlos fuerte para que no se escaparan. Añoramos cosas que en su día incluso odiábamos pero ahora sólo son raras y poco habituales vuelven a tener encanto.

A veces tienes que llorar y compadecerte de ti misma un poco para sonreír después y dejarlos ir estando en paz contigo. Al fin y al cabo para eso criamos, para hacer que sean independientes, felices y unos adultos con la cabeza bien amueblada. Pero nadie dijo que fuera fácil…

La Vida Madre

La Vida Madre

#maternidadsinfiltro

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest