La Vida Madre

Dar a luz en Tiempos de Covid

Dar a luz en Tiempos de Covid

Dar a luz en Tiempos de Covid

Dar a luz en Tiempos de Covid

Dar a luz en Tiempos de Covid

Mujer con mascarilla sujetando bebé

Dar a luz en Tiempos de Covid

Dar a luz en Tiempos de Covid

No podíamos dejar de hablar de este tema ya que, actualmente, en plena pandemia mundial, también existen adaptaciones y novedades con respecto al parto. Consideramos muy importante difundir esta información al igual que transmitir tranquilidad y seguridad a todas vosotras que estéis cerca de vivir este momento, sabemos que genera incertidumbre.

Contestaremos a varias preguntas típicas relacionadas con el COVID-­‐19 y el parto, el recién nacido y la lactancia materna.

 

En general, dado el poco tiempo de transcurso de la enfermedad, hay datos limitados acerca de la presentación clínica y las consecuencias perinatales, pero no hay evidencia de que las mujeres embarazadas sufran de manera diferente o más grave la infección, ni tampoco de que se asocie con un mayor riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro espontáneo.

Los síntomas de las gestantes estudiadas afectadas por COVID-­‐19 son, al igual que en el resto de la población; fiebre, tos, disnea, diarrea, mialgias, dolor de garganta y dolor de cabeza.

 

Se han demostrado alteraciones en la coagulación en pacientes infectados por el virus y, dado que el embarazo supone mayor coagulabilidad, se entiende que la enfermedad en gestantes incrementa el riesgo de trombos.

Medidas en el hospital

¿Cómo será el ingreso hospitalario?

Se realizará prueba PCR a la gestante y se restringirán las visitas a un único acompañante durante la estancia, evitando, en la medida de lo posible, las entradas y salidas del hospital.

 

Si la PCR supone positiva, se realizará un aislamiento y se atenderá a la paciente con los equipos de protección individual. Se informará al acompañante del riesgo de transmisión y de las medidas necesarias para evitar el contagio.

Si se toman las medidas adecuadas, no hay por qué prohibir el acceso del acompañante al parto.

¿Contagiaré a mi bebé?

No existe evidencia suficiente que determine que hay transmisión vertical (antes, durante o tras el parto) de la enfermedad. Hasta el momento, los recién nacidos estudiados, hijos de madres infectadas, han resultado negativos al nacimiento.

La transmisión horizontal (por gotas, por contacto) resulta igual que con la población en general. Los recién nacidos que han sido infectados, han sido contagiados en el ámbito familiar a través de contacto.

 

En caso de madre tenga infección confirmada por coronavirus, se realizará PCR al recién nacido y se observará la clínica.

Siempre que sea negativo o asintomático, se evitará la separación madre-­hijo.

En caso de que el bebé tenga síntomas, ingresará en la Unidad de Neonatos para observación. Los recién nacidos estudiados presentaron síntomas leves.

¿Puedo dar el pecho?

Sí. La lactancia materna es la forma más completa para alimentar al recién nacido incluso si la madre está infectada por coronavirus.

 

No hay evidencia de que se pueda transmitir la enfermedad por la leche materna, por lo que no hay motivos para interrumpirla. La lactancia ofrece un gran efecto protector, reduce la mortalidad y proporciona anticuerpos que previenen enfermedades durante el periodo posnatal y durante toda la infancia.

¿Puedo hacer el piel con piel?

Sí. Los beneficios de un contacto piel con piel precoz tras el parto son mayores que los riesgos de contagio.

 

Realizar el piel con piel ayuda al bebé a regular su temperatura, favorece la adaptación al nuevo medio y reduce la mortalidad.

¿Qué medidas debo tomar?

Para prevenir la transmisión de la enfermedad de una madre infectada a su hijo recién nacido, es importante tomar las conocidas medidas de higiene y aislamiento.

  1. Uso de mascarilla que cubra nariz y boca siempre que el bebé esté al pecho, en contacto piel con piel o a una distancia menor de dos metros. Se recomienda dejar la cuna a una distancia de dos metros.

  2. Lavado frecuente de manos con agua y jabón o un gel desinfectante, siempre antes de tocar al bebé.

  3. Mantener la piel del pecho limpia para amamantar o realizar el piel con piel.

  4. Limpiar y desinfectar las superficies de la habitación que se encuentran en contacto con la madre.

  5. Ventilar la habitación.

Sabemos que son momentos de muchos nervios e incertidumbre pero estamos aquí para decirte que todo va a salir bien, no tiene por qué haber complicaciones.

 

Si te queda poco para dar a luz, disfruta de los últimos días y piensa que en nada por fin tendrás a tu bebé contigo a pesar de las dificultades del mundo al que llega.

Si la situación y la preocupación te supera, ponte en contacto con nosotras para una charla con una psicóloga.

Teléfono: 650 76 88 65

Email: info@monbebe.es

Loreto Lorduy

Loreto Lorduy

FUNDADORA - MONBEBÉ

Enfermera UCI Neonatal. Máster Oficial en Enfermería Pediátrica y Neonatal. Formación y experiencia en el área materno-infantil.

www.monbebé.es
La Vida Madre

La Vida Madre

#maternidadsinfiltro

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest