La Vida Madre

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Cómo Lidiar con el Dolor de Nalgas Durante el Embarazo

Si estás embarazada, es probable que tengas dolor de espalda y molestias abdominales, pero con lo que no contabas era con el dolor en los glúteos.

A medida que se desarrolla el embarazo, existen condiciones comunes, como la ciática, que pueden causarte muchas molestias y es posible que termines con dolor en el área de los glúteos.

Aquí te damos algunas ideas para que tengas menos molestias en los glúteos y estés más cómoda los últimos meses de embarazo.

Causas del dolor de nalgas

Puede ser un dolor causado por  las hemorroides. También puede ser un dolor que se irradia desde la espalda baja hasta las nalgas.

Algunas causas comunes de este dolor incluyen las siguientes:

Hemorroides

Las hemorroides se agrandan, las venas se hinchan en el ano o recto.Cuando estamos embarazadas tenemos más probabilidades de experimentar hemorroides porque el útero crea una presión adicional en el ano y el recto.

Si tienes que permanecer de pie mucho tiempo debido a su trabajo o por ocio, el dolor puede empeorar.

Contracciones

Las mujeres experimentamos las contracciones de manera diferente. Algunos tienen calambres abdominales y calambres en la espalda que pueden extenderse a las nalgas. La naturaleza del dolor también puede variar. Algunas sienten una sensación de calambre, mientras que otras pueden sentir presión, palpitaciones o dolor punzante.

Las contracciones de Braxton-Hicks pueden causar molestias, pero generalmente no son dolorosas. Si las contracciones te causan dolor en las nalgas, llama a tu médico.

Dolor cintura pélvica

El dolor de la cintura pélvica afecta a 1 de cada 5 mujeres embarazadas. Este dolor se produce por el peso adicional del bebé y los movimientos de la pelvis por el embarazo. Puede ser agudo o de tipo cólico (como los cólicos menstruales) e intermitente.

Muchas mujeres también experimentan este dolor en las nalgas. Otros síntomas pueden incluir sentir un rechinamiento o hacer clic en el área pélvica y dolor que empeora con el movimiento.

Aunque el dolor es muy incómodo, no afecta al bebé ni te impedirá tener un parto vaginal.

Ciática

Ocurre cuando hay presión sobre el nervio ciático que se extiende desde las nalgas hasta la pierna. El embarazo puede causar irritación o inflamación del nervio. Tu útero en expansión puede ejercer una presión adicional sobre el nervio ciático, especialmente durante el tercer trimestre, lo que puede causar dolor en las nalgas.

También puedes sentir una sensación de ardor en la espalda, los glúteos y la pierna. Algunas mujeres también experimentan un dolor punzante que se extiende hacia la pierna.

Cuándo llamar a tu médico

En cualquier momento y cualquiera que sea la causa, si el dolor dificulta la realización de tus actividades diarias de una manera cómoda.

Si experimentas los siguientes síntomas, es hora de llamar a su médico:

  • El dolor es tan intenso que te sientes mal.
  • Estás experimentando una cantidad significativa de pérdida de sangre (mayor a la de las manchas de sangre típicas de las hemorroides)
  • Has experimentado una descarga de líquido de la vagina o has “roto aguas”
  • Pierdes el control de tu vejiga / intestinos 
  • El dolor nunca cede

Tratamiento médico

Si el dolor de nalgas no desaparece con algunos ejercicios o estiramientos, tu médico podría considerar la posibilidad de recetar un analgésico.

 Se estima que el 14 por ciento de las mujeres embarazadas toman un medicamento opioide, recetada siempre por su médico, para el dolor mientras están embarazadas.. El dolor de espalda es la razón más común por la que los médicos recetan estos medicamentos.

Pero mientras menos medicamentos tomes durante el embarazo, menor será la probabilidad de que los medicamentos afecte el crecimiento y / o desarrollo de tu bebé.

Tratamientos caseros

Si tu dolor es el resultado de las hemorroides, puedes probar lo siguiente para reducir el malestar:

  • Date un baño de agua tibia o un baño de asiento. Un baño de asiento es un baño de plástico que puede colocarse sobre tu inodoro. Puede llenarlo con agua tibia, sentarse y empaparte sin tener que darte un baño.
  • Procura no sentarte o estar de pie durante largos períodos de tiempo. Esto pone una presión extra en la zona anal. Acostarse de lado puede reducir la presión.
  • Bebe mucho líquido todos los días. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de estreñimiento, lo que dificulta el paso de las heces.
  • Come fibra. Come una dieta que tenga mucha fibra con alimentos integrales, frutas y verduras.

También puede preguntarle a tu médico si hay cremas y / o ablandadores de heces para reducir el dolor y la tensión relacionados con las hemorroides.

El dolor de nalgas relacionado con el embarazo generalmente desaparece después del parto. Pero algunas mujeres pueden continuar teniendo hemorroides después del parto. Puedes preguntarle a tu médico si hay otros tratamientos que puedas usar para reducir los dolores.

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest