La Vida Madre

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Cómo Hacer Leche de Almendras

Si te gusta la leche de almendras, aquí tienes un pequeño secreto: ¡Hacer la tuya es muy fácil! Con sólo un ingrediente (sí, almendras) y unos simples pasos, puedes crear una versión suave y cremosa para mantener en tu nevera.

Te contamos cómo:

Si eres vegano o intolerante a la lactosa. La leche de almendras es una buena alternativa a la leche normal. Además tiene menos calorías, más bajo en azúcar, tiene más Vitamina E y grasas saludables, lo que lo hace más sano para el sistema cardiaco.

Aunque podemos encontrar Leche de almendras enriquecidas con Calcio y Vitamina D, no está recomendado usarlo como sustituto a la leche normal, sobretodo para bebés y niños ya que la leche de vaca tiene muchos más nutrientes necesarios para el crecimiento de los niños.

Lo que necesitas:

2 tazas de almendras crudas, sin sal.

Qué hacer:

  • Coloca las almendras en un recipiente, cúbrelas con agua y déjalas reposar a temperatura ambiente durante varias horas o incluso toda la noche. Enjuaga y escúrrelas.
  • Añade las almendras escurridas a una licuadora con 5 tazas de agua. Mézclalo hasta que quede suave, 1-2 minutos.
  • Coloca un colador de mano forrado con unas pocas capas de estopilla sobre un tazón grande. Vierte la mezcla en el colador y deja que el líquido gotee.
  • Coloca ahora un embudo sobre una jarra o una botella. Vierte la leche a través del embudo. Servir inmediatamente o enfriar y conservar hasta 4 días.

Receta cortesía de Dina Cheney, autora de The New Milks: 100-Plus Recetas sin lácteos para hacer y cocinar con soja, nueces, semillas y leches de coco.

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest