La Vida Madre

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

7 Consejos para Disfrutar del Sexo en el Embarazo

Sentirte agotada, mareada e incómoda con tu cuerpo que no para de cambiar no es exactamente una receta para el romance. Pero los cambios físicos del embarazo también tiene cosas buenas para disfrutar del sexo. El aumento del flujo sanguíneo puede darte una sensibilidad increíble en todas tus zonas erógenas.  «Todo es más sensible – labios, vagina, clítoris, senos», dice el educador sexual Lou Paget, autor de Hot Mamas: la guía definitiva para mantenerse sexy a lo largo de tu embarazo y los meses posteriores.

Además, mantenerte conectada con tu pareja es más importante que nunca ya que tu bebé dependerá de ese amor y estabilidad.  «Las mujeres embarazadas con relaciones sanas y fuertes tienen comportamientos más saludables durante el embarazo y mejores resultados al dar a luz., » explica Brett Worly, MD, un ginecólogo y experto en disfunción sexual femenina en la Universidad Estatal de Ohio Wexner Medical Center en Columbus. La terapeuta sexual de la ciudad de Nueva York, Madeleine Castellanos, MD, añade que intimar con tu pareja ayuda a proporcionar sentimientos de felicidad, placer, cercanía y vitalidad.

Aquí está cómo aprovechar todo lo que el embarazo tiene para intimar:

Tómate tu tiempo

Si no quieres o no te apetece  tener relaciones sexuales durante el embarazo, no te preocupes.  «El embarazo no es un momento para sentirte presionada por el sexo, hacerte sentir mal por tu cuerpo, o hacerte sentir culpable si tu líbido no es tan fuerte como cuando no estás embarazada, » dice Worly.  » El aumento del deseo y la conexión emocional puede ser muy útil en cualquier persona y en cualquier momento, y el embarazo no es una excepción. » trata de centrarte en lo que da placer, ya sea un masaje de pies (que aumenta la oxitocina y la excitación), o el auto-placer.

Aprovecha tu segundo trimestre

Durante el embarazo, las relaciones sexuales habituales se frenan , especialmente el primer trimestre.  «Por lo general, las mujeres somos mucho menos amorosas durante nuestro primer trimestre simplemente porque no te sientes bien», dice Castellanos. ¿La buena noticia? Muchas mujeres se sienten mejor durante el segundo trimestre y disfrutan más del sexo, ya que el tercer trimestre trae más obstáculos.

Prepara la mente

Lo que muchas veces te impide tener ganas es algo más que lo físico. A medida que se va acercando la maternidad, las partes de tu cuerpo que antes eran sólo para tí y tu disfrute, ahora tienen otras funciones nuevas. También puede ser que te preocupes (innecesariamente) de dañar al bebé. Esto no es posible, el cuello uterino hace que el pene no pueda tocar al bebé y, por lo tanto, no puede hacerle daño en absoluto. Lo mejor es meterte mentalmente y olvidarte de todo lo demás. Elimina cualquier preocupación de tu mente y pon toda tu concentración en conectar con tu pareja.

Nada de Pantallas

Eliminar cualquier tipo de distracción de la habitación ayuda a disfrutar de ese momento íntimo. Ya que cualquier acercamiento físico nace de un acercamiento emocional. Es recomendable pasar entre 30 y 60 minutos solos para conectar y sin interrupciones – según explica Brett Worly.

Picardía en la Mente

Pensar en el sexo, aunque no estés haciendo nada de eso en ese momento, te ayudará a tener la mente preparada para cuando llegue el momento. Es importante crear un espacio para el erotismo en tu vida, tanto en momentos de acercamiento físico como momentos en los que cultivar pensamientos eróticos positivos.

Lubricante

Las hormonas durante el embarazo pueden causar un poco de sequedad, así que un poco de lubricante puede ayudar bastante la situación.

Encuentra la posición

Asegúrate de encontrar la posición en la que tú te encuentres cómoda, y no dudes en incluir almohadas o cojines para encontrar la postura perfecta. Normalmente acostada sobre el lado izquierdo será la posición más cómoda y no hará que baje la circulación hacia el bebé.

Lole Wong

Lole Wong

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest